miércoles, 4 de marzo de 2009

Reflexiones sobre el amor...


Cuando somos jóvenes confundimos nuestros sentimientos por alguien y nos olvidamos de nosotros mismos.
Nos enamoramos cuando nos sentimos atraídos y dejamos caer frente a él o ella las barreras que nos separaban.
Cuando compartimos con esa persona nuestros sentimientos y pensamientos mas íntimos, tenemos la sensación de que, por fin, encontramos al amor.
Este sentimiento nos produce gran placer, la química de nuestro cuerpo cambia.
Nos sentimos felices y andamos todo el día de buen humor y con mariposas en la panza.

Cuando estamos enamorados nos parece que nuestra pareja es perfecta y la persona mas maravillosa del mundo. Esa es la diferencia entre enamoramiento y el amor.

Empezamos a amar cuando dejamos de estar enamorados. El amor requiere conocer a la otra persona, requiere tiempo y aceptar los defectos del ser amado, ver lo bueno y lo malo de la relación.
¡¡ Enamorarse es maravilloso !!
Sin embargo, es solo el principio.
El verdadero amor no es ciego, podes ver sus defectos, podes ver sus fallas y queres que las supere. Al mismo tiempo esa persona ve tus defectos y los entiende.

El amor verdadero esta basado en la realidad, no en un sueño de príncipe azul o princesa encantada.

Encontraste a una persona maravillosa, de acuerdo, pero no es perfecta, igual que vos.

Encontraste a tu alma gemela, no olvides que también los gemelos discuten y tienen diferencias.

Amar es poner en una balanza lo bueno y lo malo de esa persona y después amarla.

El amor nace de la convivencia, de compartir, de dar y recibir, de intereses mutuos, de sueños compartidos.
Marga®

1 comentario:

Rosa dijo...

qué buena reglexión.
Rosa