viernes, 6 de marzo de 2009

Carta a mi hijo que ...¡¡¡ HOY SE CASA !!!


HOY... Te aliento a que comiences tu viaje de sueños......
y a seguir soñando siempre.

Nunca olvides mirar el sol ocultándose en un atardecer....
Te animo a que saborees el agridulce de la vida...
Nunca olvides levantar los ojos al cielo para agradecer a Dios ...,
sin que esto signifique tener algún credo.
La vida es amarse, respetarse, valorarse, comprenderse,sostenerse,re-enamorarse... siempre, mantener los principios sin dejarse endurecer por ellos.

Desde los primeros cimientos de tu vida, te he servido de apoyo tal vez de modelo, para la que hoy es tu esposa.

Te deseo que edifiquen juntos una familia y que a través de ella seas un hombre completo.

Si alguna vez tu mente no sabe dónde resguardarse, busca el corazón y las palabras de tus padres como una luz segura para iluminarte.

El matrimonio, hijo, es un largo camino de continua edificación cada uno de ustedes será una columna que sostiene la casa de tus sueños.

¡Hoy... brindamos todos por que sean felices...!

Brindo por ella deseando que esa ternura que ilumina su rostro se mantenga firme a los imprevistos de la vida.

Brindo por vos deseando que mantengas un amor fuerte y entero con la convicción noble de renuncia a esas libertades machistas y un anhelo siempre renovado de respetarla y entregarte a ella por completo.

Son los deseos de tu mamá, que te quiere como más no se puede querer .

Sos una razón para el mañana ...el apellido continuará...
Con vos logré tener sentido del humor que la madurez, la seguridad y el paso de los años no otorgan por sí solos .
Marga® con amor.

3 comentarios:

Carolina González Velásquez dijo...

Marga
Que linda carta has escrito para tu hijo y su esposa, se ota el gran amor de una madre.
Le deseo a tu hijo muchas bendiciones junto a su futura esposa, toda la felicidad del mundo.
Un abrazo
Bendiciones

Perla dijo...

Magistral !!!!!!!!!!!!
Perla

Alfonso dijo...

Me gusta mucho esta carta, muy sentida por un corazón que d everdad ama a su hijo
Saludos