jueves, 19 de junio de 2014

Con el tiempo... Amaneceres...

 
Con el tiempo,
tengo mayor conciencia acerca del lugar en la vida que me toca vivir.
Mi sensibilidad y las emociones con los años han crecido,
desechando las malas hierbas del jardín para que crezcan
sin contaminaciones y sin todo aquello
que no tiene mas razón de ser.
No hay que perder LA ESPERANZA.-
El sufrimiento, las adversidades,
 las personas tóxicas y las enfermedades
 forman parte de la vida.
Lo importante es aceptarlos, afrontarlos y seguir
caminando erguid@s...
 
 
 Amaneceres... convertidos en letra...,
mientras la brisa fresca danza,
pisando la escarcha como alfombra blanca.
 No se consideran locos mis pensamientos,
 sino sentimientos libres de ser expresados
sin complejo alguno...  
Donde quiera que la vida se detenga...,
doy gracias por el arte, la creación,
la inspiración y por acompañarme
tanto tiempo, sin importar donde la vida me lleve.
 Aprender de los errores... en la plenitud de la vida,
experimentando lo que es querer a otros y ser correspondidos.
El amor se ha cristalizado en la realidad cotidiana.
El tiempo eliminó de la rosa las espinas... 
 Ya están presentes los hijos, los nietos,
 en esta época el amor se instala definitivamente.
Besos en las mejillas Marga.
 
Si alguien ama a una flor de la que sólo existe
un ejemplar en millones y millones de estrellas,
basta que las mire para ser dichoso.
Puede decir satisfecho:
"Mi flor está allí, en alguna parte…"
¡Pero si el cordero se la come,
para él es como si de pronto todas las estrellas se apagaran!
El Principito