lunes, 28 de abril de 2014

¡¡ HAY QUE APRENDER A PERDER, AUNQUE DUELA!!

 
¿ Te pasa que a veces desconoces gente que creías conocer...?
y sentimos que la vida  nos traiciona...,
que no somos nada,
que no seremos capaces de confiar en nadie...ni de superar este trance.
Y sentimos culpa ... por semejante engaño.
 Quedamos tan cegadas que nos sumergimos en la pena, en la angustia,
y francamente, es una aberración estar mal por alguien que se aleja,
que ya no nos valora, ni aprecia nuestra compañía...
 De nada vale amargarnos... sufriendo,
llorando y encerrándonos en nosotras mismas.
¡¡ HAY QUE APRENDER A PERDER, AUNQUE DUELA!!
¿Tiene sentido perseguir algo o a alguien que ya ha escapado a tu control?
 Se ha ido, ya no está, ya no quiere estar.
¡¡ ¿Para qué insistir? !!
 
Es mejor que emplear cada gota de energía y sudor en sanar tu alma que invertirla en lamentarte por lo que podría haber sido y no fue.
  La memoria emocional tiene que dar paso a una memoria más fría y adaptativa.
 
 
Me llena de impotencia y dolor escuchar frases que se repiten.
Y que algunas de las cosas que me llenan de  amor,
sean las mismas que me desaniman.
Que una persona causarme rechazo y amor al mismo tiempo.
 ¿Qué está pasando?
¿A cuál de mis mundos pongo entre paréntesis?
¿Cómo puedo confundirme?
Y al mismo tiempo … tan rodeada de gente,
de lugares comunes, de frases célebres y palmadas en el hombro.
Escribo en un rincón de mi casa, sola, durante horas.
Quiero estar sola  y sin embargo necesito escuchar pasos ...
saber que alguien está por llegar.
¡Eso me abre del paréntesis!!
 Necesito saber que estoy viva, que si me muero alguien se va a preocupar,
que alguien me espera ... o que al menos alguien sabe dónde estoy.
Debo ser fuerte, afrontar lo que me toque,
ser artífice de mi destino e intentar por lo menos que quienes
sufrieron conmigo no vuelvan a saber de mi dolor...
Besos en las mejillas Marga.
 
 
SI YA NO TE QUIEREN, APRENDE A PERDER Y RETÍRATE DIGNAMENTE
El olvido es una forma de libertad.
KHALIL GIBRAN
 

3 comentarios:

Taty Cascada dijo...

Cierto, gran razón llevas. Hay que aprender a perder, aunque las lágrimas nos destrocen los ojos. Lo que no pudo ser ahora, por algo mejor en el futuro será.
Un abrazo.

Sara O. Durán dijo...

Hay que tener dignidad, porque en el camino perdemos muchas cosas y personas -que en realidad nada de eso es nuestro- agradecer el tiempo que tuvimos la posibilidad de disfrutarlo, y hacer cada día algo más bello de nuestro ser, que es lo único en que si es nuestro deber trabajar por lograrlo.
Un abrazo grande.

Doretuá dijo...

Excelente entrada!! Comprometedora y aliviadora! Lo mejor es aceptar. Te felicito

Y te invito a pasarte por mi blog, ayer lo inauguré... saludos!!