jueves, 24 de abril de 2014

¿Mi Don...?

 

 
Hay una satisfacción que necesitamos reconocer, cuando somos auténticamente un@ mism@,sin máscaras y así caminamos por la vida...
La tristeza surge cuando nos sometemos lo irracional, a hacer lo que nuestro interior rechaza, a negociar lo innegociable con tal de ser aprobad@s y a toda costa, a perder nuestro principal valor, ser leales a un@ mism@.
 
 Sabemos que nuestr@ SER no vino a este mundo a cuidar de las apariencias ni a vivir vidas ajenas, ...
 Por eso necesitamos una constante revisión de esa aguja magnética, que está ligada a nuestra porción del Todo...
 
Abrazos con amor Marga.
 
"El que todo lo juzga fácil encontrará la vida
difícil."
Lao Tzu 
 
 



2 comentarios:

andré de ártabro dijo...

Cuando dejamos que familiares y amigos nos hagan un traje a la medida , sin tener en cuenta a la modelo, hay que romper los moldes o nos estarán dirigiendo "amablemente nuestras vidas"
Bella , interesante y filosófica entrada.
Besos
André

Carmen dijo...

Excelente reflexión. Yo añadiría que el miedo es el culpable de que en ocasiones nuestro verdadero yo se deje ver.

Saludos.