lunes, 20 de abril de 2020

Es una sensación extraña y chocante...


Es una sensación extraña y chocante...
Primero, el hecho de ser libre y tener reducida la libertad.
 El domingo, está siendo igual que el sábado o que cualquier día de la semana.
  Y así, sucesivamente...
 Es como estar atrapada en el tiempo.
Hay momentos en que una se siente como una infectóloga, o como una opinóloga hablando de lo mismo.
Por mucho que quiera hacer buenas acciones esto ya es como un acto de rebeldía o un intento de fuga...¡ quiero ver a mis nieto@s, a mis hij@s, abrazarlos, besarlos y ...  sabes que vas a estar en el mismo lugar, aunque parezca ficción, nos separa un barbijo.
A la burbuja de la cuarentena aún le queda tiempo ... ¿cuánto?,
 no sabemos.
Lo que sí tenemos claro es que las crisis sacan lo peor de algunas personas pero afortunadamente ... ¡ lo mejor de otras ! esas que tratan de sanar las almas del prójimo más cercano, aunque la propia está rota.
Están l@s que quieren salir a toda costa hacia otro lugar y son sorprendid@s y devuelt@s a sus casas.
Están los que se anotan para trabajos solidarios ayudando a quienes están solos y solas.
De una cosa estoy bien segura, después de esta crisis
¡ el mundo va a cambiar !
 ¿ Se entiende?
Besos en las mejillas, Marga.

Todos vivimos bajo el mismo cielo, pero ninguno tiene el mismo horizonte.
Konrad Adenauer



No hay comentarios: