viernes, 13 de enero de 2017

Engañar y mentir hace daño.

El amor y la amistad no hacen daño.
No hay dificultad que no pueda ser resuelta...
No hay mal que dure para siempre...
No hay  puerta que no se pueda abrir...
No hay continente que no pueda ser conocido...

No hay muro que no se pueda derribar.
No hay pecado que no pueda ser perdonado.
No hay diferencia que no pueda ser conversada...
No hay error que no sea reparado...
Procuraré amar al otro tal como es,
y no a la imagen de mis sueños.
Sin  moldes, ni ejemplos.
Siempre habrá alguien mejor.
Engañar y mentir hace daño.
Con el mismo afecto, Marga.
 
 
 

 
Allí, donde el amor no teme y lleva su cabeza en alto.
Donde el saber es libre como los cimientos de Tu Espíritu.
Allí, donde los mezquinos muros de las fortalezas,
no fragmentan la armonía de Tu Creación.
Donde las palabras surgen del pozo de la Verdad y el esfuerzo incansable eleva sus brazos hacia toda perfección.
Allí, donde el claro fluir de la razón no ha perdido su cause en el triste arenal de la infamia moribunda.
Donde la mente macerada por Tu mano se encamina hacia un pensamiento y una acción siempre ascendentes…
Allí, donde Tú estás, Padre…
¡Permite que nuestro mundo despierte a su Verdadera Liberación!
 
Rabindranath Tagore