lunes, 12 de enero de 2015

Somos dignos de amor y No de otra cosa...

 
Somos seres dignos de amor... y NO de otra cosa.
A muchos se nos enseñó el amor condicional.
Por lo tanto, creemos que necesitamos poner condiciones para el amor.
Pensamos que no somos dignos de que nos amen si no tenemos un trabajo fabuloso,
 una buena relación de pareja o un cuerpo perfecto...
¡ Eso es una tontería !.
 No tenemos necesidad de ganarnos el aire que respiramos,
de igual modo tenemos el derecho de amar y ser amados.
Somos dignos de amor por el simple hecho de existir.
No tengo por qué ganarme el amor...  
merezco que me amen porque existo.

 
 

Para algunas personas con el paso de los años,
 la culpa y arrepentimiento parecen mantenerse intactos.
No es necesario retroceder para recordar esa época, sintiéndose culpable.
NO es bueno concentrar los pensamientos en el pasado.
El pasado no se va a repetir.
 Mirar al pasado es bueno solamente para tener ideas de cómo vivir mejor el presente.
 Shakespeare en alguna de sus obras, 
alude a la necedad de consumirse uno mismo con el pasado.
En un punto advierte:
“Lo que ya ha pasado y no sirve de ayuda, no debe servir de aflicción”.
Nos recuerda que las cosas que no tienen remedio,
 tampoco deben importarnos, lo hecho, ¡¡ hecho está !!.
 El arte de olvidar es esencial para el arte de vivir.
Todos esos espantosos recuerdos que tan cuidadosamente se han ido almacenando,
 NO merecen que los conserves.

 Besos en las mejillas Marga.

 

 

“El amor infantil sigue el principio: Amo porque me aman.
El amor maduro obedece al principio: Me aman porque amo.
 El amor inmaduro dice: Te amo porque te necesito.
 El amor maduro dice:
Te necesito porque te amo.”
―Erich Fromm

1 comentario:

VitorNani dijo...

Olá Marca!
Concordo contigo.
Todos merecemos ser amados, pois para isso fomos feitos e assim fomos projetados pelas mãos Divinas!
Um grande abraço e boa semana!

VitorNani/Hang Gliding Paradise