lunes, 21 de noviembre de 2011

SER... solo la poeta.

Es hora de pensar,

de apagar las luces

y habituar los ojos a la oscuridad,
ver el tiempo
como un ensayo
sin cascarón,
como cuando deje
de funcionar...
Encontrar la dimensión
para verme como SOY,
un diminuto engranaje
de muchos más ...
donde funciona
el universo.
Con mis manos húmedas
y mis pies
hoy pegados a la tierra.
SER solo la poeta...
SER solo la música del piano,
sintiendo...
creciendo sin soledad
y en libertad.
Marga®


Marga Seoane




©Todos los derechos reservados




Establezco mi origen y termino.
Porque sí.
Para nunca.
Por lo tanto.
Soy lo que se me ocurre cuando canto.
No tengo ganas de tener destino.
María Elena Walsh

4 comentarios:

Litus dijo...

Divinas palavras.
Tu sabia procura de la essência.
Simples, nua e poderosa força da alma.

Gracias por escribires.

Beijo.

Simone butterfly dijo...

Obrigada pela sua doce visita, volte sempre, beijos carinhosos

Lola dijo...

Es hora de silencios y hora de sentirnos...por fin, siendo.


Preciosos y profundos versos.

Un abrazo

Asas da Ilusão dijo...

Somos libres cuando aprendemos a ser compañeros de uno mismo...así no existe la soledad. Hermosas palabras.Me encantó estar aqui! besos de luz en tu corazón. Namastê