lunes, 14 de noviembre de 2011

*Recuerdos...*

Deseo estar bien...
Reparar la situación miserable
que se ha instalado.
Escuchar esa vocecita lejana y suave
que me dosifican....
Que implora, que sueña, que pide...
¡Qué será lo mejor!
¿Será que lo mejor esta en los extremos...?
¿Donde están los extremos...?
¡... imagino lo peor...!
Cruel soledad...
Sigo viva…
aún late mi corazón,
lastimado...
que sangra,
más que ayer,
menos que mañana.

Y si pudiera…
volvería a hacerte pequeño...
si pudiera...
te enseñaría a "creSER"...
nuevamente.

Si pudiera…
pero...
¡No puedo!.
No se puede volver el tiempo atrás.
No entendiste mi forma de AMAR,
de tanto que lo digo
de tanto que lo pido...
tal vez lo hago mal.

HOY...
Condenada al lamento...
Me quedo con los recuerdos.
Marga®



Marga Seoane



©Todos los derechos reservados




Poblándome de una nostalgia distraída,
la tierra, el mar,
me entraban en los ojos y por ociosas lágrimas salían.
M.E.Walsh



5 comentarios:

julia dijo...

¡pOR FAVOR¡QUE BELLO¡.gRACIAS POR COMPARTIR.besos enormes de luz.

Garcibáñez dijo...

Verás como se soluciona.

Si me permites, y a pesar de lo delicado del tema, me voy a mojar y te voy a dar un consejo: emplea métodos distintos. ¿Cual método? eso tienes que decidirlo tú por intuición, más que nada, y seguirla, aunque cueste. Recuerda no dejarte llevar por las mismas costumbres que has visto hasta donde te han llevado.

Un abrazo.

Magda dijo...

Qué belleza, gracias por compartir.
Gracias por coger mi regalo.
Un abrazo.

Lola dijo...

Cuanto sentimiento querida amiga.
No se puede vivir del recuerdo, hay que dejarlo marchar y escuchar la voz interior que nos dicta que hay mirar hacia adelante.

Realmente hermoso

Un beso

Carmen dijo...

Los recuerdos deberían servirnos para crecer nosotros mismos y utilizarlos como base para ello y para conformar nuestro presente. El pasado, pasado está y no se puede cambiar. Crecer, vivir y seguir contándolo, que nos sirvan para evitar comenter los errores del pasado y para engrendecernos por lo bueno que hayamos logrado, sobre todo para quienes queremos; y, por supuesto, sentirnos satisfechos de todo ello.
Sé feliz,Marga.

Biquiños.

Carmen.