miércoles, 26 de enero de 2011

Esto era el destino...


El tema es que el tiempo pasa
y nada sigue en su lugar
todo ha cambiado
todos hemos cambiado,
todos seguimos cambiando...

Nos hemos vuelto una notebook
o un BlackBerry
que abrimos más de una vez al día
en diferentes páginas
en diferentes sitios...
buscando...,
oscureciendo y aclarando...

La historia no se detiene,
un infinito nos abraza...
y nos separa.

Se enciende la nostalgia
de un pasado tranquilo...
¿Qué es lo que pasa?
¿Qué cambia ?
¿Qué cambia conmigo?
¡ conmigo todo cambia !

¿Qué cambia con nosotros?
nada, ese es el problema
seguimos siendo dos .
Esto era el destino...
Así es la vejez;
buscar la claridad sin descanso,
y llegar al acantilado sin
miedo a las alturas...
Marga®
Marga Seoane
Derechos Reservados


El sabio puede cambiar de opinión.
El necio, nunca.
Kant

1 comentario:

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hermosos versos Marga, me ha gustado su final.

Qué cambia con nosotros?
nada, ese es el problema
seguimos siendo dos .
Esto era el destino...
Así es la vejez;
buscar la claridad sin descanso,
y llegar al acantilado sin
miedo a las alturas...
..
Una gran verdad
Con ternura
Sor.Cecilia