viernes, 5 de noviembre de 2010

HOY... Tiempo...


Tiempo...
Tiempo ... era lo que tenía que dar.
Busqué entre los espacios vacíos,
en los espejos tapados con paño,
y apareció la tristeza, la soledad, la pena...
Seguí buscando hasta encontrar el cofre
donde guardaba el coraje y el valor...
Encontré miedo y desesperación
en los poemas y versos escritos
donde el tiempo lo devora todo,
prohibiendo la mentira...
Tenía que darle tiempo al tiempo...
para que las palabras no queden ahogadas
en las profundidades del mar.
Tenía que respirar profundo,
y esconder las lágrimas, enterrar los resentimientos.
Había que tirar todo eso que cargaba desde la infancia.
Hoy... frente al tiempo y cara a cara,
me quito la ropa para quedar desnuda.
HOY... sé que mi alma, está llena, y no vacía,
está en manos del universo... de donde vengo,
y hacia adonde iré ....
Escucho su respiración.
No son promesas vacías en este cuerpo aún tibio,
donde quizá mañana con fuerza,
abrazaré la claridad de la existencia...
Marga®
Marga Seoane
Derechos Reservados.

4 comentarios:

julia dijo...

Marga,querida amiga,tu almaestá siempre llena de amor y de bellos sentimientos.Gracias por escribir pues es un gran placer el leerte.Besos.

♥ Sussy* dijo...

Un hermoso poema
Lleno de sentimeinto y de esperanza
Me encanto amiga*
Gracias por compartir tu maravillosa
Inspiracion, saludos besos y abrazos
Feliz fin de semana.

Fibonacci dijo...

Precioso...vale la pena seguir leyendote y ver como desnudas tu alma...me ha encantado.
Un saludo

María dijo...

Tiempo...
A veces el alma necesita pararse y abrir ventanas, dejar pasar el aire fresco y que salgan los recuerdos amargos y... volver a empezar.
Magnífico ejercicio de poesía y reconstrucción.
Un abrazo.