jueves, 8 de julio de 2010

Jugando con los duendes...


Jugando con los duendes hago el camino,
y las pisadas se confunden en las nubes...
Jugando con los duendes me convierto
en mariposa...,
pierdo la dirección en las esquinas,
sobrevuelo el piso y de golpe
toco las estrella en un salto hacia el cielo.
Jugando con los duende nada es imposible
siento que la vida se confunde con la suerte.
Jugando con los duende se cumplen mis deseos
sin miedo a la locura.
Jugando con los duendes lo malo
se transforma en bueno.
Se puede llegar hasta las montañas
más altas... y bucear hasta los abismos
de los océanos más profundos...
Jugando con los duendes todo se puede
hacer realidad...
HOY... sugiero, si quieren encontrar
un duende, búsquenlo en la mañana
después del rocío...bajo el impacto
directo de los rayos del sol,
donde se destacan en talento y hermosura,
y te ayudan a encontrar la luz en la oscuridad...
Marga®
-Marga Seoane-
-Derechos de autor reservados-

1 comentario:

El ave peregrina dijo...

Marga querida,que no pueden hacer estos seres diminutos...que se cuelan en todos los sitios...como dices...nada es imposible.

"Jugando con los duende nada es imposible
siento que la vida se confunde con la suerte.
Jugando con los duende se cumplen mis deseos
sin miedo a la locura.
Jugando con los duendes lo malo
se transforma en bueno."

Un abrazo.