sábado, 24 de julio de 2010

HOY... Comprendo...


Comprendo que cuando una persona no es mi ideal,
debo aceptarla aunque no cumpla mis expectativas.
Comprendo que debo aceptar a los seres
que transitan mi camino tal cual son...
es difícil,
... es parte del arte de amar.

Comprendo que Amar es un arte ...

Comprendo que detrás de un ser difícil,
hay una historia difícil y el reto no es odiarlas,
sino mostrarles que existe el amor y la armonía
a pesar de su presencia...

Comprendo que nadie puede hacerme la vida
imposible a menos que yo, se lo permita.

Tropezando con el ego...
comprendo que lo importante
es lograr que quien se acerque
a mi vida..., tiene que irse mejor...
y con ganas de volver a verme.

Comprendo que vivir sin comprender
es ¡ vivir a medias...!
y decidir una vida así,
te lleva al encuentro permanente
con tu SER...

Marga®
-Marga Seoane-
-Derechos de autor reservados-

4 comentarios:

julia dijo...

Vivir sin entender es vivir a medias y vivir sin intentar comprendernos a nosotros mismos,es un fracaso.Eres especial transmitiendo tus pensamientos.Gracias amiga mia por escribirlos.Besos.

julia dijo...

Vivir sin entender es vivir a medias y vivir sin intentar comprendernos a nosotros mismos,es un fracaso.Eres especial transmitiendo tus pensamientos.Gracias amiga mia por escribirlos.Besos.

Gladys Pacheco dijo...

Eso es vivir amiga entender al otro aúnque sea diferente a nosotros siempre hay algo especial en cada persona solo hay que darle la oportunidad de demostrarlo,una
reflexión muy interesante amiga
gracias por compartirla.
Un abrazo grande que tengas una buena semana.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


TE SIGO TU BLOG




CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...


AFECTUOSAMENTE
MARGA

ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DEL FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER Y CHOCOLATE.

José
Ramón...