lunes, 12 de abril de 2010

Una vez..


Una vez estuve perdida ... pero me encontré ...alguna vez estuve ciega... y hoy puedo ver....,

otras un poco sorda..., hoy escucho cuando cae un alfiler...

Escribir es mi válvula de escape a veces no se que quiero escribir, pero escribo... hoy tengo un día medio apático, casi tristón ... y sigo escribiendo... para sacar afuera toda esa tristeza que duele...

Cuando estoy así miro el universo buscando la respuesta mágica a través de imágenes que dibujan las nubes.

Busco por todos los rincones y me defino incompleta... inacabada... ... aún falta ... ver la luz que está en los costados...

Cuentan que:
Hace mucho tiempo… en medio del universo,
encuentran un agujero negro y allí fundan “la dimensión del tiempo”
la CIUDAD de la VIDA.
Todos cuidan el amor porque saben que sin amor,
no se pude vivir.

La persona que vive de apariencias o finge ser quien no es,
corre riesgos de caer en un abismo.
Esto es perfectamente comprensible por la batalla que lleva consigo misma y
el desgaste para mantener una realidad falsa.
Si es fácil engañar a los demás, es imposible engañar a la propia conciencia.

Por todas esas razones, vale la pena ser quien se es,
aunque eso no le agrade a los demás.

Marga®
-Marga Seoane-
-Derechos de autor reservados-

2 comentarios:

El ave peregrina dijo...

Cuanta verdad lleva tu entrada...al final todo se acaba por descubrir...

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Por todas esas razones, vale la pena ser quien se es,
aunque eso no le agrade a los demás.
@--->

Me encantó y estoy de acuerdo con este final de tu escrito.

Un beso

Grace Fdez