viernes, 9 de abril de 2010

HOY... soy la oruga.


Por más que esté fatigada seguiré adelante confiada, ... perduraré ... amando.
Abriré aún más mi corazón.
Soy la oruga viviendo la transmutación que me hará renacer en la luz de mi propio SER.
La gran prueba consiste en continuar con fe,
por el camino del amor,
aceptando lo que suceda, porque todo, absolutamente todo, ayuda a evolucionar...
Marga®
-Marga Seoane-
-Derechos de autor reservados-

2 comentarios:

El ave peregrina dijo...

Pase lo que pase esa fe que tu dices tiene que estar dentro de nosotros para poder seguir.Bello amiga, sin fe no hay nada.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hermoso me ha gustado mucho.

Un beso

Grace