viernes, 8 de enero de 2010

HOY... todos merecemos amor.



Cada uno de nosotros merece ser amado.

Merecemos vivir bien, estar sanos, amar ..., prosperar... ... crecer...

Sabemos que cuando damos de nuestro amor también recibimos amor de otros corazones.

Abramos nuestro corazón para poder recibir a todos los que se encuentran en nuestra vida con amor, interés y apoyo.

Llevemos amor a la gente de la calle que no tiene hogar ni sitio donde ir, aplaquemos el miedo ... si en nuestros ojos ven amor ... recibiremos agradecimiento.

Compartamos nuestro amor con aquellos que están enojados, asustados, resentidos y doloridos.
Enviemos amor a las personas que están por abandonar esta existencia, enviemos recuerdos de amor a las que ya se han ido...

Marga®

1 comentario:

El ave peregrina dijo...

De acuerdo estoy contigo amiga Marga hay que dar para poder recibir y a veces dar aunque la recompensa no venga, ser flexibles con el enojado o malhumorado, aunque nos cueste...

Un abrazo.