miércoles, 28 de octubre de 2020

Estoy preocupada, vigilante, alerta ...

 


Abrazar con los ojos...
 Pasar tu brazo por el hombro de los demás
con palabras cercanas.
 Acortar distancias con gestos de amor.
 Reunirte con los otros desde un zoon.
Ver más allá del espacio, del tiempo y crear momentos de libertad y comprensión.
  Cuidarte para cuidar a los que te rodean.
 Ser precavida, tomar medidas de seguridad.
Tener en cuenta la nueva consigna :
Lo más importante no es la distancia física sino la cercanía espiritual... 
Desde que comenzó el encierro duermo bastante, pero cada mañana siento el mismo cansancio, y todo el día estoy dominada por una pesada languidez...
Me parece que he cambiado, estoy preocupada, vigilante, alerta ...
Por momentos una sensación de melancolía se apodera de mí.
La idea de la muerte es constante, pero imperturbable... porque sea como sea mi alma la acepta.
Besos en las mejillas, Marga.
 


 

Franz Liszt

La verdad es una gran coqueteadora.



No hay comentarios: