viernes, 22 de mayo de 2020

Normal hasta el extremo de lo insólito...

Nada de puertas abiertas de par en par,
Nada donde pueda escaparse la vida y aparezca la muerte,
no es el momento...
Abrir puertas para oír ruegos y lamentos,
quejas y quejidos... confundidos con los ruegos,
de este tiempo que nos toca vivir...
Normal hasta el extremo de lo insólito...
Que entre la vida y la muerte espere afuera junto con el tiempo...
La pandemia enriquece o empobrece,
une o separa,  te hace generosa, o mezquina...
Es una vibración y un fluir diferente, desconocido...
Cambia de rumbo de lugar, de forma, donde el universo
decide con su acostumbrada expansión.-
Besos en cada mejilla, Marga.
 

 
La salud humana es un reflejo de la salud de la tierra...
Heráclito De Efeso.
 

No hay comentarios: