sábado, 30 de enero de 2016

No es lo mismo...

 
Quejarse es la peor de las energías.
No solamente hace que vibres en frecuencias bajas
y te alejan de todo lo que deseas,
sino que te da más de lo mismo cada vez que dedicas tu atención, energía y foco a tus quejas, críticas o lamentos.
 Cuando te quejas te  enfocás en lo que no te gusta,
en lo que queres evitar, en lo que te provoca malestar. 
 La cuestión es que, mientras te quejas estás enfocándote en todo lo que no queres…
¡ Eso se puede cambiar !.
 Se trata de controlar tus palabras y eliminar en la medida de lo posible las quejas, para crear una realidad con intención y atrayendo lo que sí deseas. -
Besos en las mejillas Marga.
 
 
El Verdadero Perdón es cuando una persona entiende que no hay Nada que Perdonar.
 Kabbalah