jueves, 17 de diciembre de 2015

Voto de silencio...

 
Puedo parecer mal humorada,
distante, desconectada...
indiferente...tibia, apática.
 
Es la cara que muestro en estos días de diciembre...
insolentes que me llevan al desgano.
 Detesto fingir alegría,
cuando son fechas cargadas de nostalgia.
Estoy como un conejo escondida detrás de una piedra...
para que nadie pueda aplastarme.
 
Acepto al resto tal como son...
es imposible hacerlos cambiar,
además es vulgar e irreverente intentarlo.
Evito ese estrés sin sentido y callo... no hablo,
practico los votos de silencio...
Marga con amor.
 
Yo sufro la ausencia y el espacio duro; la pena es un muro
Marguerite Yourcenar