domingo, 22 de febrero de 2015

¡NO sirve de nada!

 
A veces somos  fuertes y sensibles a la vez... con  rigidez y  fragilidad.
 Con fuerza, como es fuerte un árbol,
 que puede resistir a feroces vientos pero se sostiene, porque es flexible moviéndose
 para adelante y para atrás.
Y en cuanto a la sensibilidad, 
es estar alerta a las cosas que están alrededor de un@.
Algunas personas pueden necesitar ayuda en esto,
 pero a menudo en algún lugar profundo de su corazón,
 ya están despiertos y alertas a todas estas cosas, si bien no saben cómo manejarlas.
 Y es por eso que  es tan importante la habilidad para aprender... educándonos. 
Podes tener todas las posibilidades, todas las potencialidades del mundo para ser amable,
 amoros@, devot@, buen@, ...
 pero si no podes aprender a desarrollar ese potencial...
 
 ¡NO sirve de nada!
 
 
 
Con mis maestros he aprendido mucho; con mis colegas, más; con mis alumnos todavía más.
 
Proverbio hindú