miércoles, 4 de enero de 2012

Tan solo los silencios...

Miro más allá,
no hay nadie,
ni la casa,
ni las tías,
ni los primos...
Sólo el barrio
con gente distinta...
sin tu ocaso...

Tu rostro que lo sabía
de memoria
a veces se va ...
no lo puedo visualizar ...
se esfuma...
y como un hada traviesa rescato
el sonido de tu risa,
el color de tu pelo,
la mirada de tus ojos,
el movimiento de tus manos.

Rápidamente recuerdo aquel día,
la gente que pasó y se perdió
para siempre...
es inútil lamentar ...
guardo muy hondo
tan solo los silencios...

Con aquel sentimiento
de la separación ...
y a vos desde mis lágrimas
dictándome instrucciones
para la resignación...
Marga®

Marga Seoane
©Todos los derechos reservados

La muerte es una vida vivida.
La vida es una muerte que viene.
La muerte me desgasta, incesante...
Jorge L. Borges

7 comentarios:

Lola dijo...

Que triste amiga. La partida de aquellos a los que amamos es dura. Pero siempre nos queda el silencio para recordar y sentir,,,es otra forma de revivir.

Te dejo un fuerte abrazo y te deseo que este sea un fructífero año para ti.

Cristina dijo...

Un placer leerte, me encantó tu blog!
Te dejo un fuerte abrazo.

Alberto Peyrano dijo...

Hermosas tu poesía y tus reflexiones Marga! Gracias por ser seguidora de mi blog, ahora lo soy del tuyo.
Un abrazo y que tengas un hermoso año!
Alberto

S.A.D.E.FILIAL VILLA MARIA dijo...

Nada más trsite que la ausencia de los que amamos tanto. Muy bello y nostálgico. Saludos cordiales.

Carmen dijo...

Las pérdidas son lamentablemente dolorosas pero
por suerte una vez pasado el duelo nos ayudan a crecer interiormente y a hacernos mejores personas.
Otros, nuevos encuentros vienen a nuestras vidas, otros nuevos lugares, otras nuevas experiencias.
Sólo existe el presente y hay que aprovecharlo.
Un saludo

azpeitia dijo...

Sensible y bello...me gusta...un abrazo desde azpeitia

Paco Garcia dijo...

muy bonito me a encantao