domingo, 28 de agosto de 2011

Puedo...


Puedo darte un beso
y cambiar el mundo.
Puedo descubrir
lo que siempre
estuvo oculto.
Puedo decirle a Dios
un secreto en el oído
y puedo reír con Dios
si guarda el secreto.
Así son los sueños
que no encuentran
sentido, ni camino,
y ...
pregunto...
¿quién esconde los sueños
de las almohadas?
¿Porqué no se realizan...?
Marga®

Marga Seoane

©Todos los derechos reservados


"La vida sin música sería un error."
- Nietzsche-

4 comentarios:

Norma dijo...

Marga soy de las que piensa que si tenés un sueño y lo deseas mucho, se te cumple.
Gracias por la reflexión.

J.J. Jacobo dijo...

Un beso cambió mi mundo, un abrazo se ha convertido en mi hogar. Mi sueño de "Su cuerpo Desnudo" tomó forma y ha puesto mi vida patas arriba. La distancia ya no lo es tanto. Cada noche me abrazo a la almohada y consigo olerla, eso me ayuda a dormir. Hoy me confesó que ella hace lo mismo y que siente mi brazo pasar por encima de ella, posar mi mano en su barriga. El sueño se hace realidad. Los sueños de las almohadas los guardamos nosotros, y solo nosotros podemos hacerlos realidad.
Un beso Marga.

Felicidad Batista dijo...

Marga, me gusta tu reflexión, supongo que la respuesta está en que no los deseamos suficientemente. Para que un sueño deje de serlo se requiere trabajo y constancia.
Un saludo

Taty Cascada dijo...

Se realizan en la medida que persistamos, es fácil caer por el desaliento y la impotencia; pero si perseveramos logramos resultados.
Un beso para ti.